Divagando·Pensamientos en voz alta

Y tú, ¿quién eres?

Puede que pienses que se me ha ido totalmente la olla, pero llevo tiempo dándole vueltas y me voy a arrancar a hablar de ello. Ya está, decidido.

Voy y sin anestesia, advierto… Si te pregunto: ¿cómo te presentarías? Arrancarías directamente a “definirte” y, según quien te pregunte, el dónde y el cómo, darías una respuesta u otra.

Esta es sin duda una de mis divagaciones más recientes. Y te explico por qué.

Y tú ¿Quién eres?
Y tú ¿Quién eres?

Si eres asiduo a eventos o, por contra, quieres formar parte de algún grupo de interés profesional o por curiosidad e incluso si estas buscando empleo o rediseñando tu carrera, indagando en distintos campos o ampliando conocimientos, en cualquiera de esas anteriores ocasiones, ¡prepárate! Porque casi seguro te harán las pregunta:

Y tú, cuéntanos… ¿quién eres?.

Y agárrate los machos si no te preguntan: ¿por qué estás aquí?

Aparentemente, la disyuntiva en si no tiene nada de especial; es más o menos lo mismo que contestar esas preguntas que en más de una ocasión te has hecho: ¿Quién eres? ¿A dónde vas? ¿De dónde venimos?

Pero si lo piensas muy fríamente y de manera objetiva, hace falta mucho valor y autoconocimiento para contestarlas con la rotundidad precisa.

‘Ehhhh, soy María, ehhhhhh, soy bloguera, madre, ehhhhh….’

Aunque creas que dispongo de una gran verborrea por escribir en este espacio, en vivo y en directo todo impone el doble, seamos sinceros. Y aunque con los años uno lima esas presentaciones (anda que no he cambiado yo lo que expongo en ellas según se tercie) en el fondo seguro, seguro, sigo siendo siempre María. Es inamovible el resto… varía.

Por eso, cada vez que pienso en constestar a esas canciosas preguntas, pienso siempre: ¿qué hago yo aquí? Y contesto.

Porque si alguien espera que me defina en una frase, no sé, me encomendaré a las musas. Pues según dónde esté, para qué y por qué, yo contesto distinto.

Ahora eso sí, es totalmente terapéutico, muy de alcohólicos anónimos, tan beneficioso, como escribir en un blog, un párrafo en Facebook, subir una foto a Instagram o escribir ciento cuarenta caracteres en Twitter.

¿Somos nuestra carta de presentación?
¿Somos nuestra carta de presentación?

Así que igual de ahora en adelante cuando me presente diré que hoy soy un unicornio, mañana una princesa y este sábado, con un poco de suerte, la maleta viajera. Y cuando están atónitos, justo en ese punto total de Club de la Comedia, pensaré, yo soy yo, parece simple pero todos sabemos que es muyyy complicado. Lo pensaré, pero sin embargo, pasaré  a una exposión, corta, clara y concisa lo más ajustada a la realidad, para que no levante dudas.

Y ahora dime tú: ¿quién eres?

2 comentarios sobre “Y tú, ¿quién eres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *