Divagando·Pensamientos en voz alta

Madre, por encima de todo

Estoy muy cansada de escuchar siempre opiniones negativas sobre las madres blogueras.

No soy lectora de todos los blog de esa temática -sería imposible leerlos todos- pero soy seguidora de muchos: estoy muy de acuerdo con algunas entradas y, con otras, difiero. Porque como en todos los campos, para gustos colores.

Pero no entiendo la masacre con la que se trata en ciertos ámbitos a esos blogs.

Seguro que sabes que hay webs y blogs de temáticas muy diversas: especializados en coches, gastronomía, novedades tecnológicas, cine, comic, arte, libros, política, economía, viajes…. Hay tantas segmentaciones como temas a tratar. Y seguro que si preguntas a dos personas distintas sus preferencias no serán las mismas, así que máxime si hablamos de miles y miles de personas.

Hasta aquí, tú y yo estamos de acuerdo.

Pues si es fácil llegar a esas conclusiones, sigo sin entender por qué unas preferencias suelen estar por encima de otras. Poniendo un low, medium, high, lo que es mejor y peor, lo bueno y lo malo.

Ilustración de @PedritaParker

Señores y señoras, dentro de un mismo campo por supuesto siempre hubo -y siempre habrá- el guapo y el feo, el listo y el tonto; pero incluso en esa manera de etiquetar, las opiniones son como los golpes: depende como los des y dónde, hacen más o menos daño. Porque los golpes en si no tiene mucho sentido. Personalizar es lo que tiene, que se pierde mucha objetividad para ser totalmente sinceros. Y en los blogs de madres y padres hay opiniones personales o vivencias, incluso hechos claros, pero la redacción y presentación es muy importante y ese toque es la pincelada que hará que te odien o les gustes, sin duda.

4_reinar-pedrita-unadocena-nuriacarbo
Ilustración de @PedritaParker

Volviendo a las temáticas dentro de los blogs, a nadie le extraña que existan 20.000 maneras de hacer la tarta de queso, pero sí que exista un blog más de maternidad. La tarta de queso requiere de unos ingredientes, una proporción de cada uno de ellos y unas mezclas ordenadas para que tenga éxito; pero puede que influya, en más o menos medida, que el queso sea light, de untar o requesón, por mencionar algunos. Al final lo que importa es el sabor y presentación respecto al producto. Si seguimos el paralelismo con el blog, lo importante será que lo que cada uno pretenda de él y eso definirá el enfoque. Así de sencillo.

Por esos motivos cuando decidí escribir un blog lo hice como mamá blogera -con mis particularidades- pero desde un punto de vista de madre por encima de todo. Y cuidado, que no quiere decir ni por asomo que no pueda ser ingeniera, maestra, política, actriz, pastelera, policía, banquera, ama de casa, bióloga, astronauta, camionera… Y un sinfín de profesiones y quehaceres. Lo que pasa es que, además de todo eso, soy madre y, en gran medida, por encima de todo.

Es un ejercicio de total responsabilidad, pues al igual que en mi profesión, aficiones o hobbies tengo el mismo nivel de compromiso; no soy Mister Hyde y Mrs Kelly, que según a qué me comprometo le doy un low/medium/high. Mi nivel de compromiso es siempre el mismo en todas las áreas y, según en que momento, priorizo para llevar a cabo siempre mis obligaciones de la única manera que sé hacerlas -de la mejor que puedo- y en ocasiones según las circunstancias, como se me permita. Pero siempre aprendiendo, que es la única manera posible de mejorar sea el campo que sea.

Por eso afirmo que formo parte del colectivo de madres blogueras, que somos además mucho más que eso -no me agrada que se simplifiquen de una manera tan banal- y grito al mundo desde mi rincón que además de trabajadora, ama de casa, mujer, soy madre- un curioso puzzle a encajar- por encima de todo.

Ilustración de @PedritaParker

 

 

5 comentarios sobre “Madre, por encima de todo

  1. Totalmente de acuerdo contigo. A quién no le guste que no los lea. Yo no sigo blogs de coches porque no me interesan lo más mínimo. Cada uno tiene sus gustos y aficiones y me parece muy prepotente querer categorizarlos. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *