Educación·Niños

Las nuevas generaciones

Hace tiempo que vengo escuchando en diversos medios hablar sobre las nuevas generaciones. El tema me interesa y mucho, como podréis suponer. Por eso me apetecía tanto escribir sobre él; asumo totalmente que cuando hablan de las nuevas generaciones, no hablan de la mía. Ya que los 18, al menos yo, los dejé hace tiempo.

Cuando hablamos de los jóvenes hay que matizar sobre de qué edades o estados de madurez estamos hablando. No es lo mismo un niño de 7 años, que un adolescente de 15, o los adorados 20, y sin embargo todos son jóvenes, ¿no? Aquí lo que podríamos diferenciar es la madurez que se tienen en las distintas edades, y la madurez hoy en día es complicada en algunos casos tenerla, incluso con 30.

Pero como comentaba, éste post me lo motivaron fuentes distintas que os detallo:

1.- Por un lado el blog de Isra Garcia http://isragarcia.es. El blog me encanta, directo y claro. Sino lo conocéis pasaros a visitarlo.

El artículo del que os quiero habar trata de 10 maneras de impulsar a jóvenes estudiantes. Habla sobre canalizar toda la energía, pasión y curiosidad que proporciona la juventud, y no puedo estar más de acuerdo con eso. Si algo ha de ser una persona joven es enérgica. Canalizar no es adoctrinar, es guiar. Y en eso los padres, profesores y, por qué no, el entorno tiene mucho que decir y hacer. Una de esas maneras es preguntarles sobre sus héroes, hablarles de fallos y frustaciones. Enseñarles todas las herramientas que tienen a su alrededor y para qué sirven. ¿Sabrán muchos que la PlayStation o PSP son dispositivos que se conectan a Internet al igual que una tablet? ¿Lo sabrán sus padres?

Animar a estas personas a cuestionar cualquier cosa que encuentren en su camino, me encanta esta frase, si uno se plantea las preguntas será más fácil que encuentre las respuesta, ¿no creéis? No deja de ser enseñarles a utilizar Google pero a nivel más cotidiano.

2.- Ojeando el Magazine del 13 de abril encontré un reportaje “Mas allá de las buenas notas“, leerlo si tenéis un momento, de verdad que no tiene desperdicio.

Habla sobre las competencias personales frente a los conocimientos adquiridos en programas académicos tradicionales, fuera totalmente de la rapidez con la que va el mundo hoy en día. A todos nos suenan los siguientes términos que podéis encontrar a lo largo del artículo: oratoria, compresión, iniciativa, solidaridad, motivación, tenacidad, perseverancia, cooperación, rebeldía, crítica. Nuevamente la crítica: enseñar a pensar, ir más allá de lo establecido.

3.- Y por último en un blog sobre educación y TIC se entrevistaba a Roser Capdevila, ilustradora y creadora de ‘Las Tres Mellizas’.

La entrevista trata sobre los cuentos que ha escrito y debaten sobre los niños. Y una respuesta me llamó profundamente la atención; sobre los cambios que percibe en la educación y no pudo ser más rotunda con sus palabras:

<<Yo ahora vivo la educación a través de mis nietos, y no sé si estamos pasando un buen momento. Creo que los maestros lo hacen muy bien, pero quizás los programas no sean los más adecuados ni quizás la familias colaboren demasiado. Padre y madre trabajan, el niño está solo… Están también las pantallas, la televisión, las tabletas, y los juegos virtuales: esto ha cambiado mucho a los niños. Pero yo no soy pedagoga ni un referente para juzgar el estado de la educación, lo digo desde mi punto de vista de abuela>>

Y para enlazar con las dos fuentes anteriores, le preguntan por su creatividad y cómo cree que se puede fomentar en la educación

<<Es muy importante fomentarla. Por ejemplo, los niños, cuando están en educación infantil dibujan muy bien, porque son creativos y ponen sobre el papel lo que tienen dentro de la cabeza. Pero cuando son más grandes copian, y en este momento se pierde la creatividad. No es necesario que los niños dibujen tan bien, es necesario que creen, que imaginen, que transmitan lo que tienen dentro de la cabeza.>>

Las nuevas generaciones
Las nuevas generaciones

Es difícil, lo hacemos difícil, el sistema educativo, nuestra propia manera de interactuar con ellos… Perdonadme si soy crítica en un aspecto en concreto, pero si hay un montón de niños en un parque con grandes árboles y, a su vez, disponen de una tablet pensad qué escogerían. Ha de ser una respuesta rápida. ¿Preferirán la libertad, la aventura, el esparcimiento, o por contra encenderán la máquina para descubrir qué tiene, qué se pueden encontrar, a qué puden jugar? Ambas opciones permiten indagar, aprender, pero la manera de reflejarlo es muy distinta.

Yo no tengo dudas de mi respuesta, no pretendo darle la espalda a las tecnologías puesto que ya nacen con ellas, es imposible que no sepan a temprana edad el manejo de un teléfono, tablet o cualquier dispositivo que sus padres de manera ordinaria utilicen. ¿No van a tener tiempo de sobra a ser diestros en esas tecnologías? ¿No será más fácil que sean niños ahora, ya que el tiempo no vuelve? Y busquen la creatividad en la distracción. No sé, tal vez es una divagación de las mías pero, para mí, ahí hay un problema.

 

8 comentarios sobre “Las nuevas generaciones

  1. La tecnología me da pánico! ahora mismo, sé de sobra que mis hijos prefieren mil juegos y estar en un parque a una tablet pero no sé lo que sucederá en unos años. El problema de la juventud es la falta de madurez, lo que les hace vulnerables a modas, a personas negativas… miedo me da!

    1. Todo les atrae, es innato en los niños. Pero como bien dices, para ciertos manejos son inmaduros. Creo que ahora han de explorar, jugar y disfrutar de esa inquietud. Van a tener toda la vida para manejar las nuevas tecnologías, pero solo unos años para disfrutar con el reto de subir a un árbol.

  2. Este es un tema peliagudo… Yo ahora ando analizando colegios, no me acaba de convencer ninguno y en realidad… tan importante es el colegio? Por un lado no, pero por otro, es donde se pasan casi la mitad del día encerrados. ¿Está bien delegar tanto en ellos? ¿Estamos aparcando allí a los niños por necesidad y para no cargar demasiado a los abuelos por culpa de nuestras agendas sobrecargadas? Y luego las tablets y demás que son tan golosas para entretenerlos mientras hacemos cenas, lavamos, planchamos… Repito: tema peliagudo, peliagudo…

    1. Tienes toda la razón, la maternidad-paternidad es una constante pregunta, la educación en si es un interrogante. ¿Lo hacemos bien?, si. Toda decisión que tomas aunque te equivoques, porque la tomarás pensando siempre en lo mejor para él. Peliagudo sin duda ;), hay puntos de vista muy diversos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *