Divagando·Pensamientos en voz alta

El tiempo es Oro

Me doy cuenta de un tiempo a esta parte que me lo cuestiono todo. Será la edad, serán las arrugas, será que la consciencia que te dan lo años… “que será será…”

Supongo que parte de la culpa la tenga este ansia de saber más. Eso hace que me haga constantes preguntas. Veo perfiles profesionales de dejar los ojos como platos, oportunidades de formación constantemente, gente de la que puedes aprender y te aporta tanto que reconozco acabo sobre estimulada.

En la era de la información es cierto que no se puede saber de todo, es una realidad, y creo que es muy importante asumir firmemente que experto en todas las materias es casi imposible serlo. Como ya he afirmado en otras ocasiones, no veo negativo en ningún momento asumir las propias carencias de uno. Por contra creo fundamental saber las limitaciones que uno tiene para trabajar sobre ellas. Me molesta la afirmación “pues deberías de saberlo”. Pues no. No tengo por qué saberlo todo, sí tener una idea, incluso que me suene un tema, y sobre todo ser consciente de cómo informarme de aquello que me repercute y no conozco. Pero no tengo por qué saber de medicina si no soy médico o de cualquier otra rama que no me interesa.

Eso no quiere decir que si me duele la cabeza pueda valorar el nivel o grado que puedo soportar antes de automedicación, o ir al médico si veo que la afección perdura, pero no voy a engancharme a internet a ver si alguien ha tenido un dolor parecido al mio en los últimos meses.

Juego clásico de mesa - Trivial
Juego clásico de mesa – Trivial

Por supuesto que hay otras ocasiones en las que profundizar de un tema es obligatorio, ya sea por interés personal o profesional. Lo que no se puede hacer es estancarse, máxime en un mundo tan global y abierto como el que vivimos ahora. No hace mucho no era asi. Hasta hace bien poco si tenias una duda de una pregunta del Trivial mirabas la enciclopedia; ahora con un solo clic en el teléfono ya tienes las respuesta. ¿Os acordais del programa “El tiempo es oro” de Constantino Romero, emitido entre 1987 y 1992? Si lo pensamos bien, hace apenas 26 años. Sé que algunos dirán que 26 años es una vida, sí y más incluso, pero lo más resañable no son los años, sino lo que se ha avanzado en ciertas materias en ese tiempo.

¿Como sería ahora mismo una versión de “El tiempo es oro“? Nos olvidaríamos de las paredes de enciclopedias y, ¿lo cambiaríamos por tablets, PC o Smartphone? No, con un sólo dispositivo se podría hacer todo tipo de búsquedas. Ahora lo loable no sería saber el resultado en X minutos, si no saber muchos resultados encadenados en menos tiempo.

Yo no sé vosotros, pero yo me lo pregunto. Como decía al principio últimamente me lo cuestiono todo. A veces me parece que las 24 horas del día son muy pocas; serán vestigios de una segunda juventud, será que ahora sí sé lo que quiero hacer con mi tiempo. Puede ser, yo mientras tanto seguiré tirando del hilo.

3 comentarios sobre “El tiempo es Oro

  1. Te entiendo perfectamente. Tanto lo cuestiono todo que a muchas personas les resulta incómodo… Y es que no soporto a quien cree tener la “verdad absoluta”. Todo depende del enfoque claro pero ¿por que tengo que creerme todo lo que me digan?. Prefiero indagar y sacar mis propias conclusiones.

    1. SI duda, y además que uno se cuestione las cosas no es que es que discuta por discutir, pone en duda hasta su propio criterio, por ejemplo ser más crítica con uno mismo que con la gente que te rodea. Todos hablamos del cambio, pero el cambio empieza en pequeños gestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *